La Quiñonera Jardin

La Quiñonera es un espacio emblemático en la escena del arte de los años ochenta en la ciudad de México. La historia de este espacio contiene elementos históricos de toda índole y nace en un momento (1986) en el que México aún conservaba un espíritu cerrado, tradicional y localista y en el cual, como toda civilización, nacieron elementos de cuestionamiento, critica, cambio, evolución y transformación en el terreno creativo, político, estético y social. La Quiñonera puede ser ubicada como un eslabón de dos eras: antes y el después de la entrada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Músicos, cineastas, teatreros, actores, escritores, artistas plásticos, galeros, críticos, curadores, artistas de avanzada, entre otros creadores, formaron parte del espíritu que gestó La Quiñonera.

Primero como una necesidad social y coyuntural que fue tomando forma como un proyecto alternativo para la creación artística; y segundo, actualizando los nombres de los artistas en todos los géneros que han vivido experiencias en el lugar, marcan o expresan de manera elocuente su espíritu.

En el 2010 nos constituimos legalmente en una Asociación Civil y hemos reiniciado nuestros proyectos expositivos a través de tres premisas que consideramos fundamentos y objetivos: reconocer el cambio; limpiar y sanar el concepto de poder y dominio como modelo civilizatorio; y aceptar la muerte.

Todos los proyectos que estamos formulando de una u otra manera cuestionan y reflexionan el presente, atendiendo a una crisis en la forma de cómo se concibe el ser humano, preguntándo por la urgente necesidad de configurar nuevos paradigmas, sin olvidar el origen ni el pasado. De lo íntimo a lo global y de lo material a lo insustancial nos determinan nuestros actos, y todo ejercicio creativo que no tiene resonancia en el sentido común tiende a estar erróneamente fundamentado o fuera de realidad y enfoque.